En base a dichos conocimientos se creó un suero especial, completamente seguro, que puede emplearse eficientemente para actuar sobre los músculos mímicos de forma tal, que las arrugas formadas desaparecen, o eventualmente dejan de formarse por completo. Una de sus principales ventajas radica en la posibilidad de conseguir dicho efecto, mediante métodos no invasivos, sin necesidad de inyecciones.

La efectividad del preparado ha sido demostrada a través de los resultados de laboratorio, in vitro y en personas voluntarias. Más del 80% de las personas voluntarias que participaron en las pruebas, observaron una reducción de la presencia de las arrugas.

<<