Característica

La fragilidad y la sensibilidad de la zona alrededor de los ojos, son un reflejo visible del cansancio, las preocupaciones, el estrés y el insomnio. La delicadez de la epidermis en la esquina interior de los ojos, está motivada por la profusión de micro venillas sanguíneas en dicha zona. Las ojeras están vinculadas con el estado de la red básica vascular, o sea, frenan los efectos de la microcirculación de la sangre baja en oxígeno, provocando así la tonalidad azulada. Ello conlleva a la formación de las ojeras.
La mejoría de la microcirculación local es el primer paso de acción contra los efectos de dicho estado general.
Si las ojeras de coloración negro carmelita son más intensas que el resto de la piel de la cara o se observan sobre una piel mate, deben ser explicadas de diferente forma.  Debido a la híper pigmentación local, se vincula este tipo de ojeras con el depósito de melanina y hierro en la piel. Por dicho motivo, resulta muy difícil debilitar el efecto de las mismas.
Los párpados, al igual que los labios, son indudablemente, las dos superficies de la piel del cuerpo que poseen mayores movimientos. Los párpados ejecutan diariamente un aproximado de 10.000 movimientos para humedecer los ojos o expresar las emociones, estando acondicionados también al reflejo de entornarse, en dependencia de la intensidad de la luz. La flacidez de la piel, conjuntamente con la formación de las bolsas de los ojos, las ojeras y las arrugas bajo los ojos, afecta por igual a los hombres y a las mujeres.
El esfuerzo constante de los párpados y la delicadez de su epitelio, traen como resultado la rápida formación de pliegues en los tejidos y el debilitamiento de la estructura soporte alrededor de los microcapilares. Ello se extiende a zonas mayores, manteniéndose así la inflamación.
Para luchar contra la formación de las bolsas bajo los ojos y para la disminución del volumen de las ya formadas, es importante actuar sobre las deficiencias fisiológicas, o sea:

De las pruebas clínicas se desprendió, que algunas personas voluntarias presentaron bolsas bajo los ojos y otras tenían ojeras, o sea, las bolsas y las ojeras son dos problemas diferentes y cada uno de ellos requiere un tratamiento cosmético específico.
La combinación de las sustancias activas contenidas en el preparado actúa, no solamente sobre las ojeras y las bolsas bajo los ojos, sino también contra las arrugas. Los péptidos reducen la profundidad de las arrugas de la cara, que surgen como consecuencia de la contracción de los músculos mímicos, principalmente alrededor de los ojos.
Una de sus principales ventajas radica en la posibilidad de conseguir dicho efecto, sin necesidad de intervenciones quirúrgicas plásticas, ni médicas. El preparado influye notablemente en el estado y la apariencia de la piel, por lo que pertenece a la máxima categoría del cuidado del cutis, o sea, a los cosmecéuticos.