El sustituto de las intervenciones de cirugía plástica.
La notable profundización en el estudio de todas las especialidades dermatológicas, fisiológicas, bioquímicas, inmunológicas y otras, ha traído resultados que pueden ser utilizados en el campo del cuidado de la piel. Una prueba de ello son los preparados fytofontana cosmeceuticals. Estos productos demuestran, precisamente, como se ha ido desarrollando la cosmética, desde las prácticas y experiencias preliminares, hasta el actual campo de la investigación, incluso científica, en la cuál es posible, sobre la base del estudio de las transformaciones que ocurren en la piel, llegar a influir sobre los mecanismos ya conocidos. Ello constituye la característica fundamental de los productos clasificados como “cosmeceuticals”, de acuerdo con lo expresado por los dermatólogos Epstein y principalmente por el Prof. Kligman, a quién debemos la propagación de dicha clasificación. La clasificación “cosmeceutical” indica que se trata de productos con un alto contenido de sustancias activas, que son el resultado de conocimientos científicos serios, que han dado origen a materias primas de uso cosmético. Ello ha aportado a la vez informaciones sobre las sustancias activas o los ingredientes, cuyo efecto ha sido comprobado por toda una serie de pruebas realizadas mediante métodos oficiales o publicados, cuyos resultados están a disposición. Esto se refiere, tanto a los resultados de laboratorio in vitro, como a su comprobación en la práctica in vivo. Desde este punto de vista, la cosmética y los productos cosméticos se han distanciado de sus antecesores, que utilizaban principalmente las experiencias y disponían por otra parte de una base de materias primas limitada. Los métodos para demostrar la eficacia están condicionados por procedimientos especializados de demostración de los hechos y no sólo por el convencimiento. Una de las principales ventajas radica en la posibilidad de conseguir dicho efecto, sin necesidad de intervenciones de cirugía plástica.  El producto influye notablemente en el estado y la apariencia de la piel, por lo que pertenece a la máxima categoría del cuidado del cutis, o sea, a los cosmecéuticos.